¿Quieres ser Docente Coach?

Ante la incertidumbre sobre el futuro y ante la sociedad tan cambiante, desafiante y rápida, la educación es pilar clave para ofrecer a nuestros alumnos habilidades que subsistan en ellos, las lleven siempre en su mochila y les sirvan para la vida que se encontrarán cuando salgan de las aulas.

Por una parte, los conocimientos pasarán, los olvidarán o los podrán encontrar en internet, pero lo que nunca pasará son las herramientas que un profesor coach puede enseñar a sus alumnos para que cada uno de ellos brille en su máximo potencial.

Esto es lo que pretendemos hacer en los próximos posts: dar algunas píldoras para que los docentes que empiezan su merecido descanso, puedan practicar, preparar y aplicar en el próximo curso. Herramientas que les sean útiles en su labor educativa.

Los temas que trabajaremos para convertirse en un docente coach serán los siguientes:

  1. Escuchar para ayudar a pensar
  2. El poder del lenguaje positivo
  3. La magia de la confianza
  4. Educación Emocional
  5. El arte de hacer preguntas con sentido
  6. Sacar brillo a cada talento. El desarrollo de la autoestima
  7. Aplicación del coaching con los docentes
  8. Aplicación del coaching con los alumnos
  9. Aplicación del coaching en el aula
  10. Aplicación del coaching a la relación con la familia

Los docentes nos encontramos ante el desafío de formar a las futuras generaciones en competencias y habilidades que les capaciten para adaptarse a las situaciones de cambio, gestionar la incertidumbre y desenvolverse con la suficiente flexibilidad para hacer frente a todo ello.

Además de formar con excelentes conocimientos, los profesores tenemos el reto de enseñarles habilidades para enfrentarse mejor al futuro: competencias emocionales, trabajo en equipo, desarrollo del pensamiento crítico, comunicación interpersonal, etc… Por eso, junto con los conocimientos académicos es necesario la enseñanza de otro tipo de herramientas para que la enseñanza sea integral y abarque a la totalidad de la persona, formando así su dimensión intelectual, emocional y relacional.

Para hacer todo esto, antes el profesor debe dotarse y desarrollar él mismo estas habilidades, ya que “nadie da de lo que no tiene”. Por eso el motivo de este “mini curso” acelerado de docente coach es dar ligeramente unas nociones de cada una de esas herramientas necesarias para ayudar en su labor de forjar futuros líderes del S.XXI.  Las iremos viendo en los sucesivos posts.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *